Vivienda retoma las obras de un edificio de la plaza del Árbol de Valencia

Share

Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, a través de la Entitat Valenciana d’Habitatge i Sòl (EVha), ha retomado las obras de un edificio de la Plaza del Árbol 2 de València, que fueron paralizadas en 2011 por el anterior gobierno valenciano. Concretamente, EVha ha iniciado la excavación arqueológica necesaria para actuaciones de este tipo en el centro histórico de la ciudad.

La directora general de EVha, Laura Soto, ha explicado que se trata de “una de las obras incluidas en el plan de reactivación de promociones de edificación que fueron paralizadas por el anterior Consell y cuyas obras ahora se retoman”. Este plan supone la reanudación de ocho edificios, con una inversión de 6,3 millones de euros, con el objetivo de ampliar el parque de vivienda protegida de alquiler asequible en 111 viviendas más.
Vivienda retoma las obras de un edificio de la plaza del Árbol de Valencia

La promoción de la Plaza del Árbol está paralizada desde septiembre de 2011. Ahora, en una primera fase, se va a llevar a cabo la excavación arqueológica, con un coste aproximado de 35.000 euros.

El conjunto de la obra consiste en el mantenimiento de la fachada protegida, la demolición del interior, la excavación arqueológica y la construcción de un edifico de nueva planta con las ocho viviendas protegidas.

Las obras comenzaron en agosto de 2010, pero en el momento de su paralización en septiembre de 2011, únicamente se había ejecutado la demolición interior del edificio y la instalación de los andamios necesarios para estabilizar las fachadas protegidas.

En una segunda fase se llevará a cabo el resto de la obra a ejecutar, la construcción del edificio, con un coste aproximado de 800.000 euros. La previsión es poder licitar las obras en octubre, “dando respuesta también a una reivindicación vecinal de Ciutat Vella”, ha comentado Soto.

Estas actuaciones demuestran el impulso que el actual Consell está dando a la vivienda protegida para facilitar el acceso a capas de la población que no pueden acceder a un inmueble en el mercado libre.

Hay que resaltar que en la adjudicación de estas viviendas, se aplicarán los criterios sociales que incluye la resolución de la Conselleria de Vivienda, mediante los que prioriza a aquellos colectivos con mayores dificultades para acceder a una vivienda como víctimas de violencia de género, afectados por un desahucio derivado de una ejecución hipotecaria, personas con discapacidad, entre otros casos.

Share